EL GRAN “LOGRO” BIENESTARISTA: ENMIENDA DE FLORIDA Y JAULAS DE GESTACIÓN

Continuando con el bienestarismo y sus “logros” esta noche la dedico a tocar un tema muy de moda en México: eliminar las jaulas de gestación de las cerdas. Si ustedes son asiduos a las redes sociales podrán encontrar anuncios patrocinados por HSI (Human Society International) donde invitan a los mexicanos a promover un moderno sistema de producción que busca mejorar la calidad de vida de estos animales no humanos.

Cuando tuve conocimiento de esto, entré en debates, disertaciones y pleitos virtuales por exponer el hecho de que el bienestarismo no es una solución, razón más que suficiente para ser víctima de ataques y el calificativo de fanática.

Los fundamentos dados en ese momento, pueden leerlos en una entrada anterior que titule “¿EL NEOBIENESTARISMO ES EN VERDAD UNA ALTERNATIVA PARA PROMOVER EL VEGANISMO?” por lo que no me explayaré en disertaciones éticas, sino en lo que derivó esta misma inciciativa en Florida hace ya 11 años.

En 2002, Humane Society of the United States (HSUS)- sí, es HSI pero a nivel nacional en Estados Unidos- promovió junto a Farm Sanctuary  un nuevo modelo de producción en el estado de Florida, el modelo que ahora está siendo promovido en nuestro país: la eliminación de las jaulas de gestación de las cerdas.

Esta acción  conocida como la enmienda de Florida, fue llamada por el mismo Singer un triunfo a las mejoras de bienestar animal (bienestarismo al fin y al cabo). Uno de los más ávidos opositores a estas acciones, Gary Francione, expone claramente por qué esto es un rotundo fracaso:

PRIMERO, la campaña contra las jaulas de gestación que comenzaron en Florida pero ahora están haciéndose en otros estados, está basada explícitamente en hacer la explotación animal más eficiente. Los defensores de los animales promovieron la enmienda como un medio de mantener el manejo intensivo de porcinos afuera de Florida, protegiendo de esta manera el valor de las propiedades y el turismo.… Este enfoque, al asociar explícitamente un “mejor” tratamiento con una explotación más lucrativa, refuerza la condición de los animales como mercaderías. Los defensores de los animales están, en efecto, actuando como consejeros de los explotadores de animales y ayudando a educarlos acerca de cómo obtener más ganancias con la explotación de los no humanos en cuanto hacen, en el mejor de los casos, cambios marginales que pueden ser erróneamente caracterizados por el público –tanto por los defensores de los animales como de los explotadores de animales-, como una victoria para los animales.

 

SEGUNDO, hay sólo dos granjas de cerdos en el estado de Florida que fueron afectadas por la enmienda, y casi no hubo oposición a la misma porque no había un uso significativo de la jaula en ese estado. Ambos criadores enviaron a sus animales al matadero y cerraron sus operaciones, y fueron autorizados a recibir una subvención de hasta $275.000 (dólares). Por otro lado, los defensores de los animales gastaron aproximadamente $1.6 millones en la campaña.

 

TERCERO, la enmienda define “cercado” como “cualquier jaula, celda u otro cercado en el que una cerda es mantenida por la totalidad o la mayor parte de cualquier día,” y esto presumiblemente significa que el uso de la jaula de gestación por menos de la “mayor parte” de un día no estaría prohibido. Esto es significativo, porque algunos productores están adoptando un sistema modificado en el que las cerdas preñadas estarán confinadas la mayor parte del día

 

CUARTO, la enmienda explícitamente permite el uso de la jaula de gestación para los “períodos pre-parto”, lo cual se define como “el período de siete días anteriores a la fecha prevista para que la cerda tenga cría”, y permite el uso de las jaulas para “propósitos veterinarios”, por un período “no mayor del razonablemente necesario.” Esta regla tan indefinida para el confinamiento es, al igual que la prohibición concerniente al “sufrimiento innecesario”, en las leyes anti crueldad, una invitación a ignorar los intereses relevantes de los animales, en el caso de que esto sea percibido como un beneficio para los humanos.

 

QUINTO, aunque los defensores sugieren que la enmienda haría que probablemente las cerdas afectadas por la misma pasarían a vivir en alojamientos en grupos, la enmienda prevé sólo que la cerda debe ser capaz de girar sobre sí misma “sin tener que tocar algún lado del cercado”, y no que la cerda debe permanecer en un alojamiento en grupo

Ante esta experiencia ya vivida en el vecino país, me sigo preguntando si en verdad existen activistas defensores de los animales que crean que en verdad esta reforma beneficiará a los animales.

El modelo propuesto por HSI, es idéntico al empleado en Florida, con sus ambigüedades, lo que permite que la cerda sea confinada a la jaula de gestación previo al parto, o por el tiempo “considerado necesario” y lo aterrador es el hecho de que la reforma considera únicamente que la cerda pueda girarse, es decir, un espacio sumamente reducido, que en la práctica, en situación de hacinamiento y explotación no le beneficia en lo más mínimo.

Sin embargo, empresas que obtienen la etiqueta de trato humanitario, incrementan sus ventas, elevan sus precios y reducen sus costos. Y “defensores” de los animales, se convierten en asesores comerciales que terminan velando por el interés de la industria explotadora en vez de defender al explotado.

A lo que les pregunto ¿en verdad creen o piensan que el bienestarismo beneficia a los animales?

Anuncios

¿EL NEOBIENESTARISMO ES EN VERDAD UNA ALTERNATIVA PARA PROMOVER EL VEGANISMO?

En los últimos meses, la corriente bienestarista ha venido tomando cada vez más fuerza en México, llegando al grado de que muchas personas con ideología vegana, han mirado con muy buenos ojos las tesis neobienestaristas a favor de los animales. Esta nueva tesis se basa en que una regulación bienestarista es el único camino práctico y viable para lograr una posterior abolición. Es decir, promover el veganismo a través de reformas bienestaristas, ¿ustedes que opinan?
Al respecto, diversos personajes han expresado sus opiniones, tanto en pro como en contra de esta postura, siendo Gary Francione uno de los más destacados opositores a dichas acciones:

“El neo-bienestarismo es problemático moralmente porque involucra a defensores de los animales que dicen apoyar la abolición al hacer campañas por maneras supuestamente “más humanitarias” de explotación. Esto no difiere de oponerse a la tortura, la violación, el abuso sexual infantil, o la esclavitud humana, y hacer campañas por versiones más “humanas” de aquellas formas de explotación en vez de trabajar directamente por su abolición. Si la explotación animal no puede ser moralmente justificada, entonces los defensores de los “derechos” animales deberían no promover formas “mejores” de hacer una cosa errada. En el aspecto práctico, el bienestar animal simplemente no funciona. El bienestar animal proporciona protección a los intereses de los animales solo en la medida en que hacerlo es económicamente beneficioso para nosotros. Esto no debería sorprendernos, partiendo de la base de que los animales son propiedad; son mercaderías que no tiene otro valor que no sea aquél que nosotros le acordamos. Los animales son diferentes de las cosas inanimadas que poseemos porque, a diferencia de esas cosas, ellos son seres sintientes que tienen intereses. Pero cuesta dinero proteger esos intereses y nosotros estamos generalmente dispuestos a “comprar” sólo el nivel de protección que esté justificado por el valor económico de la propiedad animal… La reforma bienestarista, de un modo general, no debilita las industrias animales. Esto debido a que la reforma bienestarista generalmente hace a la explotación animal económicamente más eficiente y, de hecho, fortalece la industria de animales. Por ejemplo, las alternativas para las jaulas de gestación y los establos de confinamiento de terneros han demostrado incrementar la ganancia de los productores.”

Es decir, este tipo de reformas, sólo incrementa la producción de animales, y por consiguiente, el consumo y asesinato de los mismos. Además de que, como una vez escribiera Luis Tovar, son medidas para acallar la consciencia de los consumidores. Oscar Horta comenta al respecto:

“1.-Con el nuevo bienestarismo sólo son defendidos intereses secundarios de los animales. Sus intereses más fundamentales son frustrados. Se consiguen mejoras mínimas, como que animales que viven toda su vida encerrados para ser luego matados gocen de unos centímetros más de espacio.

2.-Los cambios relevantes son los que se dan en las actitudes de la gente, a nivel de la opinión pública, pudiendo ser los cambios en la ley sólo un mero reflejo de éstos.

3.-No hay ninguna relación entre reformas incrementales y abolición. El hecho de reducir el sufrimiento de un animal no hace que el fin de su uso esté más cerca… Por el contrario, el uso de los animales es legitimado y reforzado con su regulación. De hecho, quienes utilizan a los animales defienden el “bienestar animal”. Se da así la paradoja de que explotadores de animales y defensores del nuevo bienestarismo mantienen el mismo discurso: podemos explotar a los animales, pero garantizando que su sufrimiento se minimiza.”

No debemos olvidar que el veganismo parte de principios éticos, dónde los animales son vistos como seres con identidad propia, no objetos o propiedades que puedan ser legisladas en cuanto a cómo y dónde ser asesinados.
El principal argumento con el que estas reformas son promovidas, se basa en que es el modelo ideal de difusión del veganismo, y el que verdaderamente mejora la calidad de vida de los animales. Pero, ¡el veganismo no busca que los esclavos no humanos sean tratados mas “humanamente”! busca que no existan esclavos, valga la redundancia.
Cuando se promuven reformas bienestaristas salen beneficiados:

  • Los productores de carne, que reducen sus costos, elevan sus precios y aumentan su producción.
  • Las organizaciones bienestaristas que las promueven, al recibir donativos estratosféricos y patrocinios de empresas transnacionales.

Al promover reformas bienestaristas salen perjudicados:
Los animales, ya que contrario a lo que se cree, de que esta medida reducirá la explotación, simplemente aumenta el número de victimas inocentes; y no olvidemos que a los explotadores el interés de mayores rendimientos siempre terminan llevando estas reformas a nuevos modelos de hacinamiento.
Si a esto le agregamos la plusvalía de las reformas publicitarias de empresas como Mc Donalds, que ahora además de afirmar ser “ecológicas” y hacer un cambio radical y paulatino de su marca introduciendo el color verde, ahora también podrán autoetiquetarse de “animalistas” puesto que sus productos provienen de granjas donde son tratados humanamente sus animales.

Para finalizar esta reflexión, los dejó con otra frase de Francione: “Ya hemos tenido leyes de bienestar animal durante 200 años y no hay absolutamente ninguna evidencia de que la reforma del bienestar animal conduzca a la abolición de la explotación animal.”
Entiendo perfectamente que al expresar mi opinión, resulten críticas al respecto, si no compartes este punto de vista, te invito a debatirlo siempre en el marco del respeto y los argumentos bien fundamentados, no meramente un ataque infundado.